SIMBOLOS NAVIDEÑOS

Por Isarose.

 

 

A llegado una vez mas el mes de diciembre y con el las fiestas que tanto disfrutamos, pero se han preguntado alguna vez de donde surgen o que significado tienen los símbolos que usamos para adornar aquí y allá. Estoy segura que si, así que les presento de donde proviene el uso de algunos de ellos:

Etimológicamente Navidad significa "día de nacimiento" o "principio de vida". Por su parte, la palabra inglesa Christmas, significa "Misa de Cristo", aunque las autoridades eclesiásticas la traducen como nacimiento de Cristo.

 

El Belén, Pesebre o Nacimiento:

En el siglo XIII, San Francisco de Asís realiza la primera representación del nacimiento del niño Jesús con sus hermanos franciscanos y gente del pueblo. Con el tiempo se empezaron a fabricar  esculturas en miniatura, vestidas con lujosos ropajes y en  diversos materiales convirtiéndose en verdaderas obras de arte.

San Francisco de Asis siempre había sentido un amor especial por la Navidad. Se acercaba Nochebuena y decidió representar la humildad del pesebre tal como sucedió en Belén. Según dice la tradición, un milagro ocurrió: el Niño Jesús quiso estar presente en medio de ellos, apareció en el pesebre y todos los asistentes pudieron alabar al recién nacido y los ángeles entonaban alabanzas y cantos.

Desde entonces, en todo el mundo se celebra Nochebuena, imitando la inspiración de San Francisco de Asís, en torno a un humilde pesebre que recibe al Hijo de Dios.

 

Los Reyes Magos:

Según una disposición de la Iglesia Católica emitida a mediados del siglo IV de nuestra era, en la tradición cristiana  el seis de enero es el día de la "Epifanía o Adoración de los Reyes Magos”. En la Biblia se les menciona por primera vez en el capitulo dos del Evangelio de San Mateo: "Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del Rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá. No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, que apacentara a mi pueblo Israel"...

Aquí no se menciona cuantos Reyes Magos eran, ni como se llamaban o su descripción física. Al pasar el tiempo y analizar los textos bíblicos se dijo que fueron tres, pues fue la cantidad de regalos que el Niño Jesús recibió de ellos (oro, incienso y mirra). Sus nombres Melchor, Gaspar y Baltasar, aparecen en un Códice del siglo VII. Melchor es descrito como un anciano, Gaspar como un joven blanco y Baltasar como un hombre de raza negra y barba espesa.  Cada uno representa a un continente: Europa, África y Asia.

 

San Nicolás de Bari - Santa Claus:

San Nicolás de Bari o San Nicolás de Mira, nació en Licia, Turquía. Murió el 6 de Diciembre del año 345. Su nombre significa "Protector y defensor de pueblos". Al quedar huérfano heredó una gran fortuna la cual destino para hacer el bien a sus semejantes. Todo lo que conseguía le servía para este fin.

En Oriente le llaman San Nicolás de Mira, por la ciudad de donde fue Obispo y fue venerado a raíz de su muerte. En Occidente se le llama San Nicolás de Bari y se propagó su culto aún antes del traslado de sus reliquias a Bari en 1087. En esa ciudad realizó tan admirables milagros, que su culto llegó a ser sumamente popular en toda Europa. Es Patrono de Rusia, Grecia y Turquía. Antiguamente San Nicolás tocaba a la puerta, iba a caballo, no tenía saco y su atuendo era distinto. Hay que recordar que San Nicolás era un anciano de sotana roja, pues San Nicolás fue obispo, y cuando salió de prisión en tiempos de Constantino, tenía una larga barba blanca.

El inicio de la transformación de San Nicolás de Bari  a Santa Claus se debe al pastor protestante Clement C. Moore que publicó el 23 de Diciembre de 1823 un poema llamado "Un relato sobre la visita de San Nicolás", basado en una leyenda holandesa y  otras leyendas escandinavas del dios Odin o Wotan que viajaba en un trineo arrastrado por renos.

La imagen de Santa Claus gordo, bonachón, de sonrojadas mejillas y de cabello y barbas blancas es creación del caricaturista norteamericano del siglo XIX Thomas Nast, quien representó así a Santa en una ilustración. En 1931 la Coca Cola encargó al pintor Habdon Sundblom la adaptación del personaje a la imagen comercial de la marca cuyo color es el rojo  y a partir de ahí Santa Claus conquistó el mundo.

El Árbol de Navidad:

A comienzos del siglo VIII, un monje benedictino inglés, llamado Winfrid (San Bonifacio, apóstol de Alemania), sintió la llamada a evangelizar los pueblos paganos de Europa Central y, dejando su abadía, marchó a la Germania.

Las tribus de la Germania profesaban la religión escandinava, cuyos ritos y sacrificios en honor de Thor, Odín, o Donner celebraban en sus bosques de robles y hayas. La predicación de la Buena Noticia no fue tarea fácil, pero San Bonifacio encontró la manera de hacerla asequible a estos pueblos, aprovechando sus prácticas y ritos religiosos. En una ocasión, ante una multitud que le escuchaba, San Bonifacio mandó talar un árbol, uno entre las hayas y los robles que poblaban los bosques, y plantó un abeto en su lugar. Explicó a los oyentes que sus dioses, al igual que los árboles que morían cada año, eran caducos. Sin embargo, Cristo, como el abeto, vivía siempre, pues era eterno. Adornó el árbol con unas velas, porque Cristo, Verbo Eterno Encarnado, es la luz del mundo. Con la conversión de aquel pueblo se fue creando la costumbre de tener en sus hogares por Navidad un pequeño abeto, con el significado simbólico que les daba la fe que ya profesaban.

Más tarde, ya arraigada y extendida fuera de Alemania esta costumbre, se vio enriquecida con otra tradición de los pueblos eslavos, ya también cristianizados. Por la fecha del nacimiento de Nuestro Señor, estos pueblos llenaban las ramas del árbol con manzanas (símbolo antiquísimo de la tentación y del pecado). Con este nuevo árbol simbolizaban a Cristo, hecho hombre, cargado con nuestros pecados para redimirnos.

De estas dos expresiones de la fe firme y sencilla surge el árbol de Navidad que conocemos, llenos de luces y esferas rojas o doradas, como manzanas. El árbol de Navidad, es pues, la expresión simbólica de Jesucristo, ayer, hoy y siempre, luz del mundo, que se revistió de nuestros pecados para redimirnos.

 

 

Los adornos:

Hay una variedad grandísima de adornos navideños actualmente, a continuación la descripción de algunos de los más usados:

 

Acebo:

El acebo es un arbusto que puede alcanzar los dos metros. Su hoja es muy dura y brillante; sus flores se presentan en pequeños racimos, que dan lugar a los frutos tan característicos de bolitas rojas.  Las hojas de sabor amargo y sus frutos de sabor áspero y purgante eran usados como medicina  por algunas tribus indias de América que también lo bebían como infusión fermentada en sus reuniones religiosas y así entraban en trance. Los ingleses lo llamaban "bebida negra".

Considerada planta sagrada en la cultura occidental al asociarlo a la Navidad, fue importada de América por los ingleses, no tardó en convertirse en la planta navideña por excelencia y en símbolo de la Navidad, representa la suerte.

 

Ángeles:

 

Según cuenta la Biblia, cada estrella tiene un ángel que vela por ella, creencia que soporta la antigua idea de que cada una de las que puebla el firmamento es en sí misma un ángel. Simbolizan el amor y la bondad. Son los encargados de hacer de mensajeros entre el cielo y la Tierra.

 

 

 

Campanas:

Purifican y son símbolo de alegría y júbilo navideño.

 

Coronas:

Simbolizan la dignidad y el poder. Poseen un valor mágico. Elaboradas con plantas como el acebo o el muérdago.

Esferas:

Las manzanas o las esferas de colores, su más tradicional variante, desarrolladas por los sopladores de vidrio de Bohemia del siglo XVIII. Simbolizan la abundancia.

Estrellas:

La que se coloca en la punta del árbol de Navidad representa a la de Belén que llevó a los Reyes Magos desde Oriente hasta el pesebre donde nació Jesús. Las estrellas anuncian los designios de Dios y simbolizan la esperanza.

 

Flor de Noche Buena:

Conocida también como Poinsettia, Flor de Pascua o Estrella de Navidad. Esta planta originaria de México cuyo nombre científico es Euphorbia pulcherrima(Pulcra o la mas bella) fue introducida a Estados Unidos en 1825 por Joel Robert Poinsett  donde se la comenzó a denominar Poinsettia. Fue tanta la aceptación que  se declaro el 12 de Diciembre como Día de la Poinsettia. Durante la temporada navideña sus hojas cambian de color y es cuando se forman las vistosas flores por eso en algunos países le llaman Estrella de Navidad o Flor de Noche Buena. Sus hojas rojas perduran tres o cuatro meses mas, razón por  la cual  también se le denomina Flor de Pascua.

 

 

Luces:

Adornar con luces las calles y las casas son tradiciones realmente antiguas que hacen referencia a la disminución de la duración de las horas de luz solar. En los países del norte de Europa donde días de invierno son cortos y las temperaturas extremas, existía la creencia de que la gente debía encender luces y hogueras para ayudar al sol a ganar su particular batalla contra la oscuridad.

Muérdago:

Siempre verde, ha sido considerado como una planta sagrada que aporta suerte y fertilidad. La costumbre de colocar unas ramitas de muérdago sobre los marcos de puertas y ventanas o en los techos entronca con su particularidad de enraizar sobre el tejido vivo de otras plantas y no sobre la tierra, a diferencia de la mayoría de los vegetales. La tradición dice que la muchacha que recibe un beso bajo el muérdago en Nochebuena encontrará el amor que busca o conservará el que ya tiene. En el caso de una pareja, obtendrá el don de la fertilidad. Esta aplicación navideña procede de los países del norte y centro de Europa. En Estados Unidos se implantó a mediados del siglo XIX.

 

Velas:

 

Simbolizan la purificación y su llama se entiende como la representación de Cristo, la luz del mundo. Es un elemento capaz de iluminar nuevas ilusiones y esperanzas de paz.

Las velas, llevan acumulada la carga cultural y simbólica de la luz que rompe las tinieblas y las vence ocupando su lugar; de la victoria del bien sobre el mal en sus propios dominios; del triunfo del día sobre la noche precisamente en los dominios de la noche; de la victoria metafórica del bien sobre el mal. Por eso la luz de las velas, con ser más tenue, tiene mucha más fuerza y más vida que la fría luz eléctrica. He ahí por qué la vela encendida es símbolo de la Navidad y de tantas cosas positivas ligadas a ella.

 

 

Ahora veamos el origen de algunas costumbres o tradiciones:

Los Villancicos:

Estas canciones se remontan a los poemas cortesanos de temática amorosa que a lo largo de los siglos XV y XVI se recreaban en los salones nobles y más tarde repetía el pueblo llano (canción de villanos). Durante el siglo XVII, los maestros de capilla musicalizaron miles de cancioncillas religiosas y sacralizaron otras para ser cantadas en los maitines de las festividades litúrgicas. Como las que mejor recordaban los fieles eran las compuestas para los maitines de Navidad, el término quedó como sinónimo de canción para la Nochebuena. Tan grande fue su éxito que muchas se imprimieron. Hasta hace pocos años, era habitual durante las Fiestas asistir a escenas callejeras donde niños y jóvenes iban en grupo con panderetas cantando villancicos y pidiendo el aguinaldo. En algunos países aún persiste esta costumbre.

 

Los regalos:

Hacer regalos es una costumbre heredada del neolítico y con las fiestas del culto solsticial donde se intercambiaban regalos, pudiendo tener malos augurios la persona que no cumplía con el ritual. Como ocurre con otros cultos, la Iglesia no pudo desterrar esta costumbre pero sí la reemplazó por la que existía en Roma el día primero del año, y en la que se simbolizaba que era el niño Jesús quien ofrecía los regalos. Más tarde serían los Reyes Magos quienes distribuyeran los dones.

 

 

Las tarjetas o postales navideñas:

 

La costumbre de enviar mensajes navideños se originó en las escuelas inglesas allá por el siglo XIX; se pedía a los estudiantes que enviaran a sus padres un mensaje de Navidad antes de salir de vacaciones de invierno. No fue hasta 1843 cuando W.E. Dobson y Sir Henry Cole hicieron las primeras tarjetas de Navidad impresas; en 1860, Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus, organizó la primera venta masiva de tarjetas de Navidad en las que aparecía impresa la frase "Feliz Navidad", sin embargo, no sería hasta mediados de 1870 cuando se tomó la costumbre de enviarlas como felicitación.

 

El aguinaldo:

 

Antiguamente la gente estaba obsesionada por la guerra entre la noche y el día, y ante la alegría de la victoria de la luz sobre la oscuridad, la gente del campo iba a hacer sus ofrendas y obsequios de plantas y frutos verdes a sus dioses, como recompensa y agradecimiento. Con el tiempo esto ha ido cambiando, aunque los regalos todavía son turrón, cava, vino, frutos secos.

 

Ropa interior de color rojo:

El origen de esta tradición se remonta a la Edad Media, cuando casi todo estaba prohibido entre las clases media o baja. Por entonces se relacionaba el color rojo como el símbolo del demonio, la sangre y la brujería, por lo que incluso llego a prohibirse la plantación y consumo de productos de color rojo como tomates o pimientos, y el vestirse con indumentarias de este color. De hecho en invierno cuando todo parece estar parado o muerto por las heladas, el color rojo es un símbolo de sangre y de vida, pero como estaba prohibido y la gente creía que el llevar un símbolo de vida traía buena suerte, en el momento en que el sol empezaba su nacimiento dando señales de vida, optaron por llevar ropa de color rojo, pero que realmente no estuviese a la vista, quedando de esta forma la tradición establecida hasta nuestros días.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

La prensa web - Colorincolorradio - Edad Dorada

Recopilación Símbolos Navideños de Tomás Pérez-Durías

http://www.educa.aragob.es/cpieuteb/simbolosnavidad.htm

 

http://www.turismoyarte.com/fiestas/navidad/simbolos.htm

 

http://www.terra.es/navidad2000/tradiciones/tradicion7b.html

 

http://www.elalmanaque.com/navidad/

 

http://pirineos.com/article/articleprint/1129/-1/97/

 

 Visita el Foro Planeta Candy